Carrito 0

En el carrer Pons i Subirà 3, en lo que hasta hace poco era “La Juanita” (una antigua boutique de moda, que sorprendía por su aire parisino y vintage), se ubica la Nollegiu, una de las librerías más originales e inquietas  de Barcelona.La  aparición de la librería Nollegiu en octubre de 2013, es un indicio muy significativo de la sorprendente  transformación del Poble Nou, el llamado “Manchester Catalán”: antes,   un lugar periférico de continua actividad industrial, donde las viviendas populares convivían con las fábricas; hoy un barrio que mira por fin al mar y cuenta con un  dinámico  ecosistema cultural, tecnológico y social.

En los orígenes de esta librería de tres plantas y estética retro-futurista hay una hermosa historia de aliento colectivo: el micromecenazgo de un grupo de lectores cómplices y una insólita cadena humana de amigos que trasladaron con sus manos  más de 3.500 libros, desde su antigua sede la calle de l’Amistat (hay nombres que prestan su aura).

Y es que Nollegiu está muy lejos de ser solo una “tienda de libros”. Nollegiu es una librería de barrio que hace un uso sabio de las nuevas tecnologías (una librería de barrio del siglo XXI) y que batalla por la descentralización de la cultura (por su ya mítico sofá han pasado algunos escritores fundamentales de la literatura contemporánea, como Mircea Cartarescu, Enrique Vila-Matas, José Sanchis Sinesterra o nuestras Cristina Morales y Mónica Ojeda).  En Nollegiu se apuesta por la recuperación de clásicos olvidados, por conectar a los lectores con nuevos autores, y sobre todo, por poner en valor la poesía, que ocupa buena parte de la 1ª planta, compartiendo espacio con la Fotografía y el Arte. La 2ª planta acoge a la Escuela de Escritura Creativa vinculada a la librería. Pero Nollegiu también quiere ser un lugar de confluencias, donde la  experiencia de la lectura se funda a la de otras experiencias artísticas, como la danza, el teatro, la música,  y cualquier taller experimental artístico.

En la pizarra que aguarda en cada rincón de Nollegiu se proyecta la arrolladora personalidad de Xavier Vidal, su librero. Aunque tras la fundación de la librería, dejó oficialmente su profesión de periodista, Xavi sigue siendo un activo comunicador: en medios como Infolibre o en programas como ‘Anem de Tarda’ de Ràdio 4, comenta la actualidad cultural y entrevista a los autores que presentan sus libros en la librería. Y es que Xavier Vidal no es solo un librero, sino un epicentro de recepción  y tráfico de propuestas puestas culturales. Y por ello Nollegiu es una librería tan singular.  Así lo explica el escritor argentino Laureano Debat en su interesante crónica “Nollegiu o el retorno del librero” de su libro Barcelona inconclusa (Candaya, 2018): ““La idea de comunidad, en el caso de Nollegiu, va asociada a la de continuidad. Contra esas campañas de fomento de la lectura con eslóganes bonitos y mucho marketing concentrado en un solo día. Contra la santjordización de la lectura y a favor de una comunidad en la que se vincule gente que comparte las mismas filias y que soporta similares fobias. Como su eslogan de “librería work in progress, un espacio que jamás se acaba de construir. Siempre inconcluso y continuo”.

 

Otras Librería destacadas en la web de Candaya:

Letras corsarias, de Salamanca

El Agente Secreto, de Úbeda