Vivir abajo

Candaya Narrativa, 56

 Primera edición: mayo de 2019

Diseño de la colección: Francesc Fernández

Imagen de portada: Giovanni Battista Piranesi

ISBN: 978-84-15934-62-2

21×14 cm. 672 págs.

Obra clave en la literatura latinoamericana del siglo veintiuno. Finalista del III Premio Bienal de novela Mario Vargas Llosa.

 

 

23,00

ID de Producto: 3246 Categoría: Etiquetas: ,

Más información

Novela clave en la literatura latinoamericana del siglo veintiuno, Vivir abajo es un libro de aventuras, un relato de horror, un misterio policial, una historia hecha de mil historias y una crónica de viajes por los territorios de la locura y el espanto. También es una novela de humor quijotesco, poblada por artistas enloquecidos, espías eruditos, poetas fantasmales y venganzas equivocadas. Comienza en Perú, cuando un cineasta americano comete un tenebroso homicidio en el sótano de una casa el día de la captura de Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso. La prehistoria de ese crimen viene de veinticinco años antes y su solución tomará otros veinticinco. El lector descubrirá maravillado cómo las piezas del enigma emergen de catacumbas, manicomios y cárceles subterráneas a lo largo de un viaje infinito por los oscuros calabozos de la historia de América Latina, Europa y los Estados Unidos.


Gustavo Faverón Patriau (Lima, 1966) es doctor en literaturas hispanas por la Cornell University y actualmente trabaja como profesor asociado en Bowdoin College, Maine, donde dirige el Programa de Estudios Latinoamericanos. Es autor del libro de Historia Rebeldes (2006) y del libro de teoría literaria Contra la alegoría (2011). Ha editado Toda la sangre: antología de cuentos peruanos de la violencia política (2006) y, junto con Edmundo Paz Soldán, Bolaño salvaje (Barcelona: Candaya, 2008; edición aumentada en 2013). El anticuario ha sido traducida al inglés en el sello Black Cat, de Grove/Atlantic (2014) y está siendo traducida al turco, árabe, chino y japonés. Como periodista, ha sido editor de la revista Somos, del diario El Comercio, y ha escrito en revistas tan prestigiosas como Cuadernos Hispanoamericanos, Revista Hispánica Moderna, Revista Iberoamericana, Quimera, Hueso Húmero, Etiqueta Negra, Buensalvaje, Velaverde, Soho, Dedo Medio, Caretas, Quehacer, Chasqui y diarios y medios electrónicos de todo el mundo hispano y de los Estados Unidos. Es director de la revista académica Dissidences: Hispanic Journal of Literary Theory. Desde el 2005 hasta el 2011 administró el blog Puente Aéreo, considerado por el diario español ABC como el más influyente de Hispanoamérica.


OCHO CLAVES SOBRE EL LIBRO

  1. La novela anterior de Gustavo Faverón Patriau, El anticuario, fue recibida como una pieza “deliciosamente macabra” (New York Times), una novela que “fluye, intriga, sorprende, fascina” (Piedad Bonnett), “una mezcla perfecta de narración imparable y prosa arrolladora” (Publishers Weekly), “una obra hipnótica” (Xavi Ayén), “un debut magistral” (Kirkus Review) y “una gran metáfora del arte de contar” (Alonso Cueto), una novela, en suma, que “traza los nuevos mapas del infierno” (Álvaro Bisama) y deja al lector, “al final de la lectura…, descontrolado y alucinando” (Mario Vargas Llosa). La crítica coincide en que su nueva entrega, Vivir abajo, es una depuración y una superación de la anterior, ahondando en los senderos del horror político, no solo en el caso peruano, sino en el de toda América Latina e incluso más allá.

 

  1. Vivir abajo es una de esas raras novelas que rompe por entero con las fronteras nacionales para redibujar el mapa de las Américas y su relación con la historia europea: una amalgama de misterios policiales, psicológicos, filosóficos, con mucho de humor, horror y aventura, en el marco de un largo y misterioso viaje de varias décadas que se inicia en la fría frontera entre Estados Unidos y Canadá y recorre, en el tiempo y en el espacio, la historia de las dictaduras en Paraguay, Chile, Argentina y Perú. Una novela panhispánica y panamericana a la vez, que hurga en los quiebres de las historias nacionales para provocar una reflexión sobre esa otra historia mayor en la que todos estamos involucrados.

 

  1. Vivir abajo es un oportuno regreso a la tradición de las viejas novelas totales latinoamericanas, las del Boom de los años sesenta, pero incorpora en su intrigante y misterioso argumento y en las ambiguas historias de sus personajes, elementos aún más antiguos en la tradición latinoamericana, como lo fantástico borgeano, y elementos sumamente contemporáneos, como la extrañeza insondable de las novelas de Bolaño, Saer, Boullosa, Piglia o Aira.

 

  1. Vivir abajo tiene la virtud de ser al mismo tiempo una novela extremadamente legible, apasionante en los inesperados vericuetos de su argumento, y una novela culta e inteligente, es decir, un libro que puede apelar al gusto del lector promedio, el que busca una historia cautivadora, colmada de sorpresas, y al lector intelectual, que encontrará en ella innumerables fuentes de discusión sobre muchos de los temas en los que se concentra el debate político, cultural y social contemporáneo: la violencia política, el terrorismo, la xenofobia, la migración, el autoritarismo y la dictadura, la memoria colectiva y la memoria personal de los grandes hechos traumáticos de la historia de la humanidad desde el siglo veinte.

 

  1. Sin aspirar a ser una novela histórica, en Vivir abajo figuran constantemente personajes de la historia reciente y de la historia contemporánea, en rápidos cameos o en largas y enigmáticas apariciones, desde Klaus Barbie hasta el Che Guevara, desde Werner Herzog (parodiado más que retratado) hasta Augusto Pinochet y Alfredo Stroessner. Posiblemente introduzca al lector por primera vez la figura de algunos de los personajes más misteriosos de la literatura escrita en español en el siglo veinte, como el poeta boliviano Jaime Saenz, transfigurado aquí en una suerte de fantasma de sí mismo. Con la ficcionalización de todos esos personajes y su interacción con los propiamente ficticios, Vivir abajo se presenta como la historia de las historias de América Latina, o, en palabras de la novelista mexicana Carmen Boullosa, “una suerte de Mil y una noches de las Américas”.

 

  1. Vivir abajo es un surtidor inagotable de microhistorias: casi todos sus personajes, además de estar implicados en un argumento común y enigmático, tienen la compulsión de contar historias, o la compulsión de escribirlas, o la compulsión de leerlas y repetirlas, de manera que sus lectores acaban consumiendo una gran novela totalizante y decenas de micro cuentos, e incluso micro-novelas, insertadas en la trama principal. El misterio de la relación entre todas esas historias crece en cada una de las cuatro partes de la novela, incitando múltiples interpretaciones, y termina anudándolas todas, en una serie de golpes de timón argumentales que literalmente solo acaba de revelar toda su verdad en la última línea.

 

  1. En una época cada vez más poblada de relatos distópicos sobre mundos alternos, Vivir abajo emprende la tarea inverosímil de hablarnos del mundo real, de nuestro mundo actual, como la distopía de esos otros mundos que no hemos sido. El lector constantemente se encuentra ante las preguntas: ¿pueden todas estas cosas haber ocurrido en el mundo real? ¿Puedo yo ser parte de esta trama de locura y violencia? ¿Cuál es mi papel en esta serie de comedias y tragedias que parecen arrasar con todo?

 

  1. Quien lee Vivir abajo lee muchas novelas a la vez. Una novela policial, un misterio metafísico, una cervantina aventura en el mundo de la locura y el subconsciente, un relato de amor, una parodia de las tradiciones latinoamericanas del siglo veinte, desde el realismo mágico hasta lo fantástico y la novela realista urbana, y un ambiguo descenso al infierno de la política más oscura y la más negra humanidad, sobre las huellas de El corazón de la tinieblas, Viaje al fondo de la noche, El túnel o El tambor de hojalata.

  


DE LA OBRA DE GUSTAVO FAVERÓN SE HA DICHO:

 

«Deliciosamente macabra» The New York Times

 «Un primer thriller escrito en muchos niveles» Los Angeles Times

 «Encuentra la fina línea que separa el amor del horror» New York Public Library

 «Una excitante primera novela» Jack Shreve, Library Journal

 «Al final de la lectura uno queda descontrolado y alucinando» Mario Vargas Llosa.

«Gran metáfora del arte de contar y de aquello que lo alimenta. Gran novela» Alonso Cueto.

«Gustavo Faverón ha escrito una gran novela» Edmundo Paz Soldán.

 «Una literatura que traza los nuevos mapas del infierno» Álvaro Bisama.

«Una emocioante joya de novela» Daniel Alarcón.

«Una obra hipnótica» Xavi Ayén.

“Faverón puede decir de sí mismo lo que dijo Piranesi ante sus críticos: que ha ejercido “quella pazza libertà di lavorare a capriccio”; que ha procedido con la certeza de que el fin del arte es que ese capricho personal se encarne en las grandes heridas aún sangrantes. Una gran novela.” Enrique Prochazka, Revista Arcadia.

“Vivir abajo nos muestra una locura llena de lucidez, lo que queda después de un padre ausente es la presencia de sus errores. En la novela se nota el interés del autor por dejar en claro que esta sociedad, este presente, ha estado activo desde hace mucho dentro de la locura; y que ese equívoco en el que vivimos, como ya señalaba Bolaño, no es otra cosa que el árbol enfermo desde el cual aullamos ateridos de frío.” Elías David, Suburbano.

“Una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos. Sus personajes están tan genialmente perturbados y su locura es tan lúcida, que la lectura es una forma letal de contagio”, Alonso Cueto.

“Esta novela monumental se caracteriza por la índole de su fuerza narrativa. Es una especie de las-mil-y-una-noches de las Américas que en lugar de alejar a la muerte, como lo conseguía Sheherezade con sus cuentos, la convoca para que la miremos a los ojos. Porque no hay Sheherezade aquí, sólo el Rey incontrolable que es nuestra violenta realidad presente y sus pesadillescos equivalentes en el pasado. La galería de personajes, el armado, la arquitectura insólita de esta novela y el vigor frenético de su lenguaje también le garantizan un lugar principal en nuestras letras. Me quito el sombrero, Gustavo Faverón”, Carmen Boullosa.

“Una gran novela sobre la maldad, la política, la locura y la desmesura literaria. Poderosa, compleja, erudita, contemporánea, plena de misterios y personajes desaforados, su ambiciosa trama hilvana sueños de amor con episodios siniestros fecundados por las pesadillas de nuestro tiempo”, Fernando Ampuero.

Vivir abajo es un tremendo esfuerzo literario, una novela monstruosa como debe ser cualquier tragedia, un libro que aterra, ilumina e impresiona como un relámpago cercano. La suya es una prosa expansiva y densa; y en su densidad nos descubre, una y otra vez, esa imagen de un claustro bajo la tierra, un hueco espeluznante que se multiplica sin cesar: o en un sótano lleno de tijeras, o en una cámara de torturas, o en una tétrica prisión, o simplemente en un ataúd. Es una novela que nos invita a leer y releer; y como a muchos de sus personajes, a nosotros también nos atrapa”, Joseph Mulligan

“Una de las mejores novelas peruanas de los últimos años… Una historia de torturadores y enajenados, que es también la historia subterránea de América Latina, de sus dictaduras y de los residuos de su violencia”, Carlos Yushimito.

“Desde los abismos de la violencia en América Latina y los laberintos de la filiación, Vivir abajo emerge como una novela deslumbrante, magistral”, Karina Pacheco.

“Ante ese panorama de pesadilla, Vivir abajo nos plantea con enorme originalidad, erudición y fuerza expresiva que conjurarlo es posible al revelar la historia nazi de Latinoamérica, en la que siniestramente se hermanan Auschwitz y Andamarca, poetas nazis reales o imaginarios y asesinos artistas con nombres falsos, bajo la forma de una historia privada de las naciones, aquella que se escondía abajo. Reivindica así el poder de la literatura para despertarnos de las peores pesadillas de la historia humana. Con esta obra, Gustavo Faverón inaugura una nueva genealogía para la novela peruana al entroncarla con la novela gótica anglosajona (Walpole, Beckford, Hawthorne), y la tradición borgeana de Ricardo Piglia y Roberto Bolaño”, Fernando Aguirre.

“Llega un momento de paroxismo en el que el narrador omnisciente (que se camufla entre los demás narradores) pareciera advertir: “¡Cuidado…la bestia humana anda suelta en el mundo… conténganla!… Vivir abajo es una novela escrita desde la esencia del ser como entidad ontológica en busca de su más velada identidad. El hombre, aquí, es un sujeto extraviado en la gran tormenta de la historia, con luces y taras que lo hacen, en ocasiones, víctima indefensa del poder, y en el otro extremo: instrumento opresivo de ese poder, al punto de cometer las peores monstruosidades contra sus congéneres. Paradójicamente, Vivir abajo es también un libro con firme anclaje en los valores de solidaridad y justicia de nuestro tiempo; en suma, es una ficción construida con intermitentes destellos de amor y gozo. Y como decía Nietzsche en sus meditaciones crepusculares: ‘Todo lo que se hace con amor está más allá del bien y del mal’”. Enrique Rosas Paravicino.

Vivir abajo es la historia de un dilatado ajuste de cuentas, pero, al ser contada, se convierte en un surtidor infinito de ficciones: historias de horror que nos llevan de Maine a la Argentina de la Junta, de los Balcanes de la Segunda Guerra Mundial al Paraguay de Stroessner, del Chile de Pinochet al Perú de Fujimori y de Sendero Luminoso. Al abordar esta historia multitudinaria, Faverón no solo ha producido una laberíntica y coherente novela de intriga sino también un comentario sobre nuestras posibles memorias del siglo XX. Y, tan importante como esto, un exorbitante homenaje al arte de narrar: un narrar, en este caso, proliferante, siempre vecino de la parodia, de historias recordadas o soñadas que nada tienen que ver entre sí a primera vista, pero que terminan colisionando para iluminar la realidad”, Félix Reátegui.

 


Fragmento de Vivir abajo

Dossier de prensa

Portada en alta resolución

Fotos del autor 1, 2, 3, 4


Vivir abajo en la prensa
La búsqueda de la locura en los sótanos de Gustavo Faverón

Por María Laura Padrón, Letras Libres, 18 de diciembre 2019
“Asomados a los sótanos. Sótanos insospechados. Sótanos imaginarios. Esos mismos lugares inhóspitos a los que George W. Bennet, el protagonista de ‘Vivir abajo’, desciende con natural impulso. No está solo. Desde aquí vemos a Gustavo Faverón, el autor, quien como arqueólogo desenterrando ruinas, también se desmonta, y recorre sus propias cuevas para recolectar trozos de la locura, de la memoria. El primero mata, el otro escribe: ambos buscan indagar en lo que se oculta detrás de las máscaras.”

Los sótanos de la normalidad

Por Jaime Priede, La Nueva España, 21 de noviembre de 2019
“Gustavo Faverón concibe en Vivir abajo una reconstrucción de la historia reciente de Latinoamérica a partir de la memoria privada de unos personajes con muchas vueltas. La influencia de la novela gótica anglosajona y el gótico sureño de Faulkner, Flannery O’Connor, Carson MacCullers o Bolaño aderezan esta historia de perversidad moral que se mueve entre fanatismos y locuras que a fin de cuentas pueden aflorar en cualquier parte.”

Vivir abajo

José Ignacio González,  revista Otra Parte, 14 noviembre de 2019
“Que el autor de esta monumental novela haya acreditado sobradamente su conocimiento de la obra de Roberto Bolaño no debería ser razón suficiente para rebajarla a la epigonía, o siquiera para agotar sus ascendientes en la literatura iberoamericana: tanto podría encontrarse en ‘Vivir abajo’ de ‘La literatura nazi en América’ o de ‘2066’ —o también de Borges, Piglia o Aira— como de ‘Austerlitz’ de Sebald o de ‘La casa de hojas’ de Danielewski.”

Vivir abajo
Por Joan Flores Constant, librero de la Central del Raval de Barcelona, en el blog literario jediscequejensens“¿Cuánto tienen en común la venganza y la justicia? ¿Puede la primera sustituir a la segunda, en caso de incomparecencia? ¿Es lícita la restitución? ¿Puede llegar a ser justa(…) Calificación: *****/***** “
? Gustavo Faverón presenta ‘Vivir abajo’ en RNE – RTVE.es

Hora América RNE, 15 octubre 2019
El escritor peruano Gustavo Faverón, profesor de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Bodwoin de Estados Unidos, nos presenta su última novela, Vivir abajo (Candaya), un viaje perturbador y subterráneo por los senderos del horror político de América Latina, Europa y EE. UU., por la memoria colectiva y personal de los grandes hechos traumáticos de la Historia de la Humanidad del siglo XX. En ella vuelve a las dos preocupaciones centrales de El Anticuario, su primera novela: la violencia y la locura, también muy presentes en sus ensayos y trabajos de investigación.”

Vivir abajo – Gustavo Faverón

Por Basilio Pujante, Tribuna del Noroeste/ Lecturas Iletradas, 7 septiembre 2019
“Es difícil condensar en estas pocas líneas la alambicada y proteica estructura de Vivir abajo, una obra que se puede considerar como una heredera directa de Los detectives salvajes y que se erige como una de las mejores novelas escritas en español en la última década. Imprescindible.”

Por Carlos Granés, El espectador, 30 agosto 2019
“Bolaño amplió los lugares de búsqueda y los registros literarios. Destapó las alcantarillas, legitimó el uso de la historia truculenta y el delirio de serie B. Y detrás han venido autores como Faverón, retratando submundos violentos y febriles que completan el fresco de lo que ha sido la locura ideológica en América Latina.”
La vuelta al mundo por varios países y regiones de realidades difíciles

Por Santiago Vargas, WMagazine, 16 agosto 2019
Vivir abajo, de Gustavo Faverón Patriau (Candaya): La realidad latinoamericana se escenifica en este novela que aborda varios escenarios de la violencia del continente donde se aprecia la presencia de Estados Unidos y de ideologías del siglo XX. El teijido y los laberintos de la corrupción, el crimen y demás lacras que asfixian al continente.”

Érase una vez Sudamérica

Por Carlos Zanón, Babelia – El País, 29 julio 2019
‘Vivir abajo’, del escritor Gustavo Faverón, es un magistral mosaico de voces en el que conviven víctimas y verdugos, torturadores, policías y agentes de la CIA

Una novela espectacular que nadie le recomendará este verano

Por Alberto Olmos, El Confidencial, 28 junio 2019
“Lo increíble, adictivo y volátil de ‘Vivir abajo’ es que se lee como ficción, casi ciencia ficción, con esas cárceles subterráneas inverosímiles y esos personajes que han visto películas que aún no se rodaron y esos encuentros aleatorios en bares de los que surge un largo relato truculento y espectacular. La Historia real es apenas un borrador del que no queremos acordarnos. Olvídense por tanto de leer para concienciarse sobre algo acerca de lo cual, la verdad, tampoco es tan difícil concienciarse, y lean para ser felices. Tienen todo el verano para 664 páginas de pura y simple genialidad.”

Por Estandarte, 28 junio 2019
“El escritor peruano Gustavo Faverón Patriau (Lima, 1966) ha escrito una novela inmensa capaz de unir la historia de Latinoamérica con la de Europa: trata sobre torturadores y enajenados, deja vislumbrar los valores de la solidaridad y la justicia, está llena de opresión, de ajustes de cuentas, y es capaz de conjugar la intriga con lo fantástico. Ante ella el lector se encuentra con violencia política, terrorismo, xenofobia, migración, memoria colectiva y personal… en una novela en la que caben el género policial, el horror, el humor y la filosofía.”

Informaciones adicionales

También te recomendamos…