Carrito 0

Sanguínea

 

“Una novela de resistencia. Del
cuerpo y contra el cuerpo. Una
novela que grita..
”  

Candaya Narrativa, 66

Primera edición: junio de 2020

Diseño de la colección: Francesc Fernández

©Imagen de la cubierta: Braulio Armenta

ISBN: 978-84-15934-79-0

21×14 cm; 160 páginas.

15,00

ID de Producto: 4383 Categoría:

Más información

En un entorno de naturaleza agreste y de relaciones salvajes, la protagonista de Sanguínea entra y sale de cavernas y de cuerpos, de espacios fantasmales habitados o deshabitados, de vínculos atravesados por la pérdida, la negación del futuro y la desesperanza.

Sanguínea es el registro de su flujo de conciencia y de una crisis íntima: la historia de una mujer que se desliza sobre unos patines por caminos abruptos y trata de enfrentar una deriva amorosa, una inesperada e imposible maternidad y el más doloroso de los desprendimientos. Pero Sanguínea es también una novela de resistencia. De resistencia del cuerpo y contra el cuerpo. Una novela de revelaciones turbadoras. Una novela que grita.

Sanguínea, de la ecuatoriana Gabriela Ponce, es una joya escarlata por la radicalidad de sus personajes,  capaces de apostar cada partícula del cuerpo y cada verdad atesorada a esa utopía  revolucionaria que es la autenticidad del ser sin caer en la tentación del nihilismo.” Giovana Rivero, Yerba mala cartonera.

? EBOOK disponible en: AmazonApple iBooks StoreBarnes&NobleCasa del libro, El Corte InglésGoogleKobo, Tagus


Gabriela Ponce Padilla (Quito,  1977)  es escritora, directora de teatro y profesora de artes escénicas en la Universidad San Francisco de Quito.

Ha publicado el libro de cuentos Antropofaguitas (2015, Premio del Ministerio de Cultura de Ecuador), el monólogo “Cama”, dentro de la antología teatral Penumbra (2016) y  la obra de teatro Lugar (2017, Premio Gallegos Lara). Sus cuentos han aparecido en varias antologías nacionales e internacionales. Forma parte del consejo editorial de la revista digital Sycorax, dedicada a la reflexión y a la crítica cultural.

Es parte del colectivo Mitómana/Artes Escénicas y cofundadora de Casa Mitómana, invernadero cultural.  Como escritora, directora y productora, ha llevado a escena las siguientes obras teatrales: Tazas Rosas de Té (2016, Premio Dramaturgia Inédita de la Fundación Teatro Nacional Sucre y Premio Francisco Tobar García del Municipio de Quito); Esas Putas Asesinas, adaptación para la escena del cuento de Roberto Bolaño (2015); Caída, Hemisferio Cero (2014). Su obra de teatro Entrada en Pérdida (2013) ganó el premio internacional Escritura de las Diferencias y fue escenificada en Cuba y publicada en Francia.


DE LA OBRA DE GABRIELA PONCE SE HA DICHO:

“Sanguínea es una obra que, siguiendo la idea de Sarduy, invita al lector a erotizarse. Invita a que sea el propio cuerpo el que baile con la obra, para vernos embebidos por secuencias sensuales que despiertan el fuego en el cuerpo, hasta llegar al éxtasis, y abren cada vez más la herida que Ponce ha abierto en nosotros.” Marcelo Cruz, La ninfa eco.

“Esa llamada “desbocada” escritura de Ponce –evidentemente– es el fluido que, al mismo tiempo, posibilita y conecta esas estructuras narrativas diversas. Esa escritura fluida, a pesar de que en buena medida la novela está organizada en fragmentos relativamente breves, permite que la lectura de Sanguínea sea una invitación a dejarse llevar por una corriente irresistible. Esta sería, digamos, la arquitectura o, más bien, el sistema hidráulico de la novela.” Fernando Montenegro, Revista Recodo.

 “La novela, que puede ser abordada de muchas maneras, también es rica en imágenes, no teme meterse con la cultura popular, con la poesía, con generar olores y sensaciones corporales. Esa multiplicidad y un espíritu profundamente provocador podrían caracterizar a Sanguínea, si no es vano poner una etiqueta. Quien llegue hasta el final –algo que no resulta difícil porque es una lectura vertiginosa y envolvente– sabrá que todo puede estar en entredicho y mucho más en las relaciones. Ese impulso también hace de esta novela parte de la narrativa contemporánea más arriesgada e interesante que ahora está en manos de muchas escritoras latinoamericanas.” Gabriela Toro, La periódica.

 “La fuerza de la desmesura y el exceso. El latido acelerado e irregular de una prosa que ataca por todos lados y no deja que el lector respire y se regodee en la exquisitez.” José Andrés Bayas, Radio Cocoa.


Fragmento de Sanguínea

Dossier de prensa

Portada en alta resolución

Fotografía de la autora 


SEIS CLAVES SOBRE EL LIBRO

1)En Sanguínea,  una mujer, que parece hundida en una situación de la que no puede salir, comparte su desesperación y su ansiedad. Mediante una escritura desbocada y  cimentada en las sensaciones de la narradora al enfrentar diferentes experiencias límite, Gabriela Ponce ofrece al lector una historia envolvente de la que no será fácil escapar.

2) Quien se sumerja en las páginas de este libro será testigo de la deriva de la protagonista, una joven que, tras la dolorosa ruptura de su matrimonio, trata de seguir a flote: un personaje frágil, que se desliza en patines  por el mundo y que se entrega con desesperación a una vorágine de relaciones (sexuales, amistosas, familiares, sociales) que bordean todos  los excesos, y que en el fondo son conmovedores actos de supervivencia.

3) Sanguínea es también un abordaje de las relaciones sociales en el mundo contemporáneo: ¿cómo nos aferramos a los otros después de que el mundo íntimo se resquebraje?, ¿cómo nos relacionamos con los demás cuando estamos heridos?  El periplo de la narradora por un mundo desencajado, sus constantes gestos de  destrucción y reconstrucción son un intento cifrado de dar respuesta a estas preguntas.

4) La manera de abordar el cuerpo femenino es otro de los valores de este libro tan singular.  Sin ambages ni tabús, sin concesiones ni lugares comunes, sin mitologías ni romanticismos que suavicen o escondan las experiencias del cuerpo femenino: la menstruación, los fluidos, el deseo, el erotismo, la violencia del embarazo, el vacío.  La forma de narrar de Gabriela Ponce,  tan cruda pero tan poética, tan violenta pero tan honesta, convierte a Sanguínea en una novela rabiosamente contemporánea y muy necesaria: una indagación nada panfletaria sobre la carga histórica y cultural que representa ser mujer, tener cuerpo de mujer.

5) La prosa intensa y sensorial de Gabriela Ponce nos sumerge en una realidad cotidiana pero muy desquiciada en la que  los personajes y los lectores son arrasados por un ritmo voraz que recuerda al de una inundación, por el aluvión de una vitalidad vertiginosa, pero muy radical y muy honesta: un ir y venir sin descanso, sin tregua, sin concesiones.

6) La literatura ecuatoriana está teniendo un notable auge en la actualidad: autoras jóvenes como Mónica Ojeda, Daniela Alcívar Bellolio, Solange Rodríguez Pappe, Natalia García Freire, entre otras, han publicado obras con una notoriedad importante tanto en su país de origen como en España y en otros países de habla hispana. Gabriela Ponce se une a esta interesante y valiosa lista, aportando su propia visión del mundo femenino y un excepcional ejercicio prosístico, que se singulariza por un estilo envolvente y cargado de símbolos.

 


Sanguínea en la prensa

Sanguínea, de Gabriela Ponce, en Libros de arena de R5 de RNE

Por Susana Santolalla, Libros de arena, R5 (RNE), 21 de agosto de 2020

“Es difícil habla de este libro porque Sanguínea hay que sentirla, saborearla, tocarla, olerla. En sus páginas descubrimos el dolor de la ruptura de una pareja, el desamor, el dolor de la soledad. Para sobrevivir ella mantiene todo tipo de relaciones sexuales, sociales, amistosas. Y todas están al borde, en el exceso, como actos desesperados de supervivencia”.

¿Se han apoderado las escritoras del realismo gótico latinoamericano?

Por Ariana Basciani, The Objective, 31 de diciembre de 2020

Ante todo es la exploración de la feminidad, del cuerpo de la mujer como metáfora de la naturaleza viva y salvaje, la menstruación, la locura, el deseo, el sexo o ese útero hueco que cercena maternidades“.

Rompiendo Fronteras – Gabriela Ponce (podcast)

Por Adriana Pacheco, Hablemos escritoras, 23 de diciembre de 2020

Para Gabriela Ponce Padilla (Quito, 13 nov 1977), nadar puede verse como una metáfora de la escritura en donde se está con uno misma en un elemento acuoso que te aísla de todo… Cuando escribe Gabriela siempre se pregunta si su escritura está viva y que esto se refleje en el ritmo de las palabras y del lenguaje. Utiliza en varias de sus obras al espejo, mismo que ve como “el medio que habilita las preguntas sobre el ser. Es partir de eso reflejo que se abren las primeras preguntas más profundas y esa extrañeza de lo que somos“.

Reseña de Sanguínea

Por Ferrer, Babelio, 27 de septiembre de 2020

Esta es una novela en la que todo transcurre, como si se tratase de un gran río con enormes deltas, afluentes y cataratas. Así estamos ante lo líquido de cuerpos que se erotizan, se lastiman, huyen, cuerpos violentados. La singularidad de la escritura de Ponce es que esta violencia no viene desde fuera, ni de otros, en muchos fragmentos de la novela es el propio cuerpo el que ejerce su tiranía“.

Entrevista a Gabriela Ponce, autora de Sanguínea

Por Lucía Moscoso, Babelio, 2 de septiembre de 2020

“Una novela que habla del cuerpo y desde el cuerpo, Sanguínea es la historia de una mujer que intenta sobrevivir la crisis personal que le produce su divorcio y se ve envuelta en escenarios y relaciones salvajes , tiernas y descaradamente humanas”.

El dolor es Sanguínea

Por Ana Doménech, Relibro, 24 de septiembre de 2020

Sanguínea es una novela del cuerpo, un relato construido a través de episodios cortos en los que las sensaciones, los olores y las texturas van dejando imágenes potentes página tras página. Un cuerpo que experimenta, que goza, que se deja llevar, que sufre y sangra”.

Heridas abiertas

Por Daniel Marchante, El bohemio de hojalata, 3 agosto 2020

Sanguínea  discurre por las heridas abiertas de una mujer que vibra con el roce de fluidos, pieles y cuerpos propios y ajenos. El erotismo que recorre la novela toma el cuerpo de la protagonista como sujeto de deseo (…)En Sanguínea los fluidos corporales riegan en todo momento la novela que discurre entre prosa, lirismo y diario de forma compacta sin que estos cambios de tipos de textos sean abruptos. Ponce los confluye sin que se pierda el ritmo de la historia ni la intensidad que late en ella“.

Sanguínea en El Ojo Crítico, de Radio Nacional de España

Alberto Martínez Arias entrevista a Gabriela Ponce, RNE, El Ojo Crítico, 14 de julio de 2020
“Un relato donde el dolor y el placer se entretejen, y en el que se habla de algo tan natural y silenciado en literatura como es la menstruación”

Sanguínea

Por Jorge Carrión, Revista Otra Parte, 13 agosto 2020
“En los últimos años, la novela ecuatoriana se ha hecho visible en el conjunto de Iberoamérica gracias a una nueva generación de escritoras. A Nefando Mandíbula, de Mónica Ojeda, Nuestra piel muerta, de Natalia García Freire, y Siberia, de Daniela Alcívar Bellolio, se suma ahora Sanguínea, igual de exigente y memorable.”

Por Tes Nehuén, Poemas del Alma, agosto 2020
“De un lado y de otro hay sangre y precariedad. Desde ese punto, donde el registro se construye desde la fluidez de la memoria y el pensamiento, y el discurso oral, Ponce Padilla consigue presentarnos una novela muy luminosa. ¡Ésa, creo, es la gran proeza de Sanguínea: hacer fluir un manantial de un pozo ciego! “
“Sangre, sangre”
Por Xavi Ayén, La Vanguardia, 11 agosto de 2020
“La narradora y protagonista de “Sanguínea” (Candaya), novela de la ecuatoriana Gabriela Ponce (Quito, 1977), está desbocada, sangra, corre, se separa, muerde, se emborracha, patina, fornica, se queda embarazada… En fin, vive. Seguirla, entre cavernas y cuerpos, es un ejercicio de riesgo…”
Gabriela Ponce, escritora: “Nunca me queda claro de qué hablamos cuando hablamos de libertad”

Por José Miguel Vilar-Bou, Eldiario.es, 25 julio 2020

[Entrevista] “En su voluntad por acercar la nueva narrativa latinoamericana al público español, la editorial Candaya publica “Sanguínea”, novela de Gabriela Ponce (Quito, 1977) que, con una forma libre, atrevida y desbocada, ahonda en la experiencia de pérdida. Se trata de un relato lleno de sensaciones físicas e íntimas, con una escritura nerviosa y tornadiza. Gabriela Ponce, directora de teatro y profesora de artes escénicas en la Universidad San Francisco de Quito, forma parte de la generación de autoras ecuatorianas que están renovando la literatura en su país.”

‘Sanguínea’: la locura del cuerpo
Por Ricardo Baixeras, El Periódico de Catalunya, 8 julio de 2020
“Gabriela Ponce (Quito, 1977), directora de teatro y profesora de artes escénicas en la Universidad de San Francisco de Quito, ha querido con esta ‘Sanguínea’ hacer que supuren todas las heridas en el combate que el cuerpo femenino entabla con la propia sexualidad y con el instinto maternal. Pero también apuesta por “balbucear lodo” a diestra y siniestra, concibiendo el cuerpo de la protagonista como el lugar primigenio de la significación del texto. “
Por Julia Sáez-Angulo, EMG, 7 julio de 2020
“E
s el cuerpo con toda su importancia en la vida, al igual que espíritu, el que se manifiesta como protagonista de unas vivencias en que vive, resiste, sufre, se excita, ama, odia, sobrevive, , lucha… El lector ha de leer la novela con la complicidad del cuerpo que emerge en todas sus realidades y caminos inexplorados, sorprendentes y también dolorosos.”

Por Manuel Álvarez, Zona de Obras, 2 de julio de 2020
“Narrada en primera persona, a través de un flujo de conciencia vertiginoso (¿quién controla lo que piensa?) que hace que funcione como un diario íntimo, la novela permite, por medio de una prosa lírica, tan cruda como potente, de imágenes demoledoras, no solo ver lo que le pasa por la cabeza a la protagonista, sino sentirlo. Esa es la gran virtud de Ponce: que la prosa trascienda la página.”

Reseña de “Sanguínea” de Gabriela Ponce
Por Rocío Tizón, rociotizon.blogspot.com, 1 julio 2020
“Entre un exceso y otro, se desarrolla la existencia. Las ganas de amar y de ser amado. La búsqueda de sensaciones extremas, en forma de violencia. Es un libro corpóreo, donde se da mucha importancia a todo lo que siente el cuerpo y su relación con la mente. Hay mucha sangre, mucho dolor y muchas ganas de sentirse viva a través del dolor.”
Verborragia. Sanguínea

Por Pascual Gálvez Ramírez, pascualgalvezramirez.blogspot.com, 21 junio 2020
“Verborragia de fluidos desde el útero de la palabra: remolino del magma vital en que fluimos. Un libro como órgano corporal con treinta y nueve esfínteres (el cuerpo tiene unos cincuenta, sin contar los millones microscópicos de los capilares). La muerte los relaja para que fluyan libres los jugos humanos: la vida regula el tránsito de unos espacios humanos a otros desde esos anillos que abren y cierran la ósmosis del adentro y del afuera. Desde el esfínter de la pupila entra en el cuerpo de nuestra mente Sanguínea de Gabriela Ponce, desnuda y en patines. La piel la pone la editorial Candaya de Olga Martínez y Paco Robles, centauros entre la cirugía plástica no invasiva y la artesanía estética del editor de incunables.

Amistad y literatura entre Daniela Alcívar y Gabriela Ponce

Primicias Ecuador, 8 junio de 2020
“Que sean publicadas en el extranjero dos novelas de escritoras ecuatorianas, que tienen múltiples puntos de contacto entre ellas, debe ser motivo de júbilo. Pero eso no tiene que ver con el negocio editorial. Tiene que ver con la relación cercana que hay entre Daniela Alcívar y Gabriela Ponce. Por esa amistad, las ideas compartidas, los puntos en común, y hasta la existencia de Siberia y Sanguínea -escritas por Alcívar y Ponce, respectivamente- en el catálogo de una misma editorial: Candaya.”

Sanguínea de Gabriela Ponce
De lector a lector, junio de 2020
Sanguínea  es el flujo de conciencia y el diario íntimo de una mujer en un momento de fragilidad extrema, una mujer que se desliza con patines – delicadamente, pero también peligrosamente- por un entorno de naturaleza agreste, en un mundo confuso y adverso de violencias cotidianas y extremas. “
Mariella Toranzos, Expreso Ecuador, 5 junio de 2020
“‘Sanguínea’ y ‘Siberia’, de las autoras ecuatorianas Gabriela Ponce y Daniela Alcívar, se publicaron en España en medio de la pandemia.”

Informaciones adicionales